viernes, 3 de junio de 2016

HALA MADR11D

¡SÍ, SÍ, SÍ, LA UNDÉCIMA ESTÁ AQUÍ!



Ya han pasado seis días de la final de Milán en la que mi querido Real Madrid se alzó con la Undécima, o la Quinta según algunos. Lo mires por donde lo mires seguimos siendo los que más tenemos y la copa se vino a Chamartín.

He querido dejar pasar todos estos días, toda esta euforia, para escribir esta entrada, más calmada, sin nervios (aunque cada vez que veo la tanda de penaltis vuelvo a sentir esas mariposas en el estómago), y con la cabeza más fría.

Del rival sólo diré que, bajo mi humilde opinión, el partido estuvo bastante igualado. Hubo momentos del Madrid (los primeros 20 minutos fueron arrolladores y ahí el Madrid podría haber sentenciado), momentos del Atleti (después de esos 20 minutos blancos y con 1-0 en el marcador, los colchoneros nos pusieron contra las cuerdas en más de una ocasión) y momentos desaprovechados en los que el Madrid falló lo que no está escrito, el Atleti falló ocasiones imperdonables y ninguno de los dos sentenció cuando pudo y debió. Debo decir que Carrasco hizo un partidazo, las cosas como son. Y muchos indios culpan a Oblak, que estuvo soberbio. Tienen un porterazo y le culpan de perder. Hay cosas que no entiendo. Pero bueno, allá ellos, que es su equipo y sus jugadores. Y no puedo olvidarme de Juanfran, pero no para mofarme. No. Hoy no he venido a eso. Fue tal el partido, con tanta tensión, nos lo pusieron tan difícil, que se me hace complicado reírme de Juanfran. Los penaltis sólo los fallan los que se atreven a tirarlos. Y las finales sólo las pierden los que las juegan. Sí que debo decir que el gesto de algunos jugadores atléticos de no ponerse la medalla de subcampeón y recogerla con rabia no me gustó. Si hubiera sido al revés diría lo mismo. Quiero decir, eres un profesional, y entiendo que estés enrabietado porque has perdido una final de Champions (otra, y ya van dos seguidas) contra tu eterno rival y además en tanda de penaltis. Pues sí, jode mucho. Pero tienes que saber perder, y si te dan una medalla, deberías ponértela. Aunque luego en privado te cagues en dios, en Bernabéu, en Zidane y en la madre que nos parió a todos. Pero de cara a la gente, a tu afición, debes ir con la cabeza bien alta y guardar las formas por lo menos. Pero bueno, que eso es sólo mi punto de vista. Seguro que muchos discrepáis.

Ramos consolando a los jugadores del Atleti tras el final del partido. Gran gesto del capitán blanco.

Pero esta entrada, y tras decir todo eso, quiero que sea para dar las GRACIAS.

A Don Zinedine Zidane, que hizo nuestro sueño REAL. Llegó a mitad de temporada, bajo una gran lluvia de críticas por parte de todos los antis, con mofas, entre risas. Nadie daba un duro por el Madrid, ni siquiera muchos madridistas. Muy pocos fuimos los que confiamos en él, en el que nos trajo la Novena y la Décima. Y ahí está. El que no ganaba ni a La Roda. El que no debía entrenar porque no tenía carnet. A todos vosotros, con corona la corona de laureles sobre nuestras cabezas, os saludamos.





A Keylor Navas, que estuvo espectacular TODA LA TEMPORADA. Porque lo de este tío no es sólo de un día. De Gea no me parecía mal, pero también quería darle la oportunidad a Keylor. Me gusta De Gea, es cierto, me gustaba ya en el Atleti. Pero también me gusta Keylor como me gustaba Diego López. Navas se ha ganado a pulso su puesto (bendito fax que no llegó). Y eso es lo que más me gusta. Ha hablado en donde tiene que hablar. Por mí, Keylor quédate.

A Pepe, que a pesar de exagerar ciertas faltas, a pesar de algunas acciones de dudosa moral (por decirlo bonito), y aunque muchos no lo crean, te has reformado. Y paraste al Atleti. Has tenido altibajos, y se han visto, se han notado, pero al final has puesto al escudo por encima de todo. Espero que eso no cambie.

A Sergio Ramos, nuestro actual capitán con brazalete. Has madurado, y eso se nota. Fuiste el hombre del partido, aunque debo decir que a mi juicio se lo merecía otro. Nos diste el gol de la ventaja. Otra vez. Como en la Décima. Aunque hay quien dice que tu gol en verdad era de Bale, porque tú no la tocas. Sinceramente, me da igual de quién haya sido. Fue gol. Y bajo mi punto de vista legal, porque aunque hablan de un fuera de juego y tal, ¿del penalti que te hacen no decimos nada? En fin, comido por servido y según el reglamento un penalti sobre gol, es gol. So sorry antis. Tuviste la cabeza fría, y eso se agradece. Lo diste todo, mandaste a los jugadores, diste la cara. Ejerciste de capitán. Hacía tiempo que el Madrid no tenía uno con brazalete. Espero que la cosa siga así.

A Cristiano Ronaldo, el que nunca aparece contra equipos grandes (por eso le marca al FCB, por ejemplo), "penaldo" (por eso hay algún equipo que ha logrado el récord de penaltis a favor y no ha sido el Real Madrid), el chulo, el prepotente, el que justo antes de hacerse la foto en el campo con la Undécima, se para con unos aficionados que le piden una foto y se la hace encantado. El que habló con su representante para donar, si ganaba la Champions, los 600.000 euros de prima a los más necesitados. El que nos dijo a todos que estaba al 100% siendo mentira sólo para que no dejáramos de creer. El que acabó el partido ROTO. El que aunque no podía ni con su alma, se dio un sprint final sólo para evitar el gol de la victoria del Atleti en la prórroga. El que jugó lesionado. El que aun con calambres en las piernas tiró el quinto penalti. Y lo metió. Y nos dio la Undécima. A él, que ha prometido aprender a no jugarlo todo. A él, que aunque veamos un personaje delante de las cámaras, luego es una EXCELENTE persona detrás. Y no lo digo yo, que no le conozco y es mi ídolo. Lo dicen todos los que le conocen de verdad, que no son pocos. Y lo dicen sus actos. Esos que hay que rebuscar y que él no publica en redes sociales ni nada de eso. A nuestro "serresiete" como diría alguno que a día de hoy sigue atragantado de bilis.

Cristiano Ronaldo se hace fotos con unos aficionados tras la victoria en Milán antes de posar para la foto de equipo.

A Toni Kroos, que ha sido muchas veces puesto en duda. No es un jugador que llame la atención. Suele pasar desapercibido. Pero es bueno. Lo dio todo no sólo en este partido, sino en toda la temporada. No es fácil jugar en el centro del campo, donde todos los balones pasan por ti. Pero aunque pasa desapercibido, cuando no está, se le echa en falta. Gracias, Toni, por venir, por jugar, y por darlo todo.

A Karim Benzema, que ha tenido un año especialmente duro. Hace tiempo no me gustaba. Me parecía un chico que fallaba a puerta vacía y no estaba centrado. Pero se centró, me cerró la boca y desde entonces apuesto mucho por él, por nuestro gato. Bendito momento en que me cerró la boca. Jamás me cansaré de decirlo. Este año ha sido muy complicado para él. Se le ha puesto en duda dentro y fuera del campo. Se pierde la Euro por temas extra-deportivos que ni siquiera sabemos si son verdad. Y mientras tanto, en el Madrid, sigue dando guantazos a todos sus detractores. Como mejor sabe, con el balón en los pies.

A Bale, el herniado, el cojo, el que aun sin poder correr, ni apenas andar, tuvo los santos cojones de tirar el penalti. Y marcó. El que no vale nada, el que no merece estar aquí. Gracias, Garethcito. Gracias por darlo todo, por demostrar una vez más porqué se te trajo aquí. Gracias, Expreso de Cardiff. Tu hernia nos señala el camino.



A Marcelo, la alegría de la huerta. Tiene momentos que no son especialmente buenos, pero cuando se pone, es increíble. Hizo un gran partido. En serio, vi un Marcelo buenísimo. Lo da todo, siempre, por este equipo. Y además hace de unión con los compañeros, y eso se nota, se ve. Y es también muy importante. Gracias, de verdad.

A Casemiro. Ay, mi Casemiro, cuando yo te veía en el Castilla y decía "este chico va a llegar lejos". ¡Menudo partidazo hiciste! Para mí, tú deberías haber sido el hombre del partido. Le echaste agallas, corazón, huevos, y fútbol, mucho fútbol. Sin ti, todo hubiera sido completamente distinto. Por favor, ni se te ocurra irte, que tenemos jugadorazo para mucho tiempo.

A Carvajal, que lo dio todo y se tuvo que ir lesionado. Tus lágrimas lo decían todo. Porque lo que a ti te dolió no fue la lesión en sí, sino sus consecuencias. Ese cambio, ese no poder seguir jugando la final, ese momento en que sabes que puedes perjudicar a tus compañeros porque hay que gastar un cambio, ese no poder seguir. Siempre has dado todo por el club que te ha visto crecer. Y eso se nota. Espero que mejores pronto, porque queremos a nuestro Carvajal de vuelta.

A Luka Modric, el que no debía venir para dar paso a Cazorla. Nuestro centrocampista más polifacético. Da igual donde te pongas. Lo bordas siempre. Bendito día que llegaste mientras tus detractores, aquellos que pretenden españolizar al mejor club de todos los tiempos sin tener en cuenta que lo que debemos tener no es a los más españoles, sino a los mejores jugadores, mascaban su rabia. Modric, que habla con los pies y lo da todo. Porque sabe lo que es estar aquí, lo que cuesta, y ya no sólo llegar, que es difícil, sino mantenerse aquí. Gracias, Lukita. No sabes cuánto te queremos.

A Lucas Vázquez, que entró a 15 minutos del final y lo dio todo. Y no sólo eso. Tuvo los huevos, los santos cojones, de tirar el primer penalti. Que si lo hubiera fallado, diría lo mismo, y estaría igual de orgullosa. Dio un paso al frente, cogió el balón, hizo unos pequeños malabares que denotaban su nerviosismo, le dio un beso, lo plantó en la posición y marcó. Y tras marcar, él que es de la cantera, del club de toda la vida, y sabe lo que nos gusta, lo que queremos y lo que nos motiva, lo celebró señalando con rabia y orgullo nuestro escudo, como diciendo "somos el puto Real Madrid, joder!!!" Y todo eso, a mí, me representa. Su actitud me recuerda mucho a nuestro pequeño jinete Callejón. Lucas Vázquez, no te vayas. Necesitamos gente como tú en el vestuario.




A Isco, que a pesar de tener un perro con nombre culé (cuyo nombre por cierto él no decidió ponerle, sino su padre), lo está dando todo por este club. Está dando la cara, aunque a veces se la partan, y es que cuando estás en aquí no te queda otra. Ha demostrado que le importa este escudo, y aunque haya días que no está certero, sigue teniendo su magia, la cual espero que no desaparezca.

A Danilo, que le tocó suplir a un Carvajal roto en cuerpo y, sobretodo, en alma. Y supo hacerlo. No es uno de los favoritos de la gente, para qué nos vamos a engañar, pero yo creo que tiene potencial, y ojalá no me equivoque. Es un chico muy joven, con mucho que aprender, pero si ha llegado hasta aquí es por algo. Gracias Danilo por darlo todo.

A Nacho, James, Kiko Casilla y Jesé, que se quedaron en el banquillo, apoyando al equipo, preparados por si tenían que salir. Sabían lo que nos jugábamos. Sabían lo que la Champions significa para el Madrid. Gracias también a vosotros, que estoy segura animasteis, sufristeis y supisteis apoyar a vuestros compañeros.

Por supuesto, gracias todos los demás que fuisteis a Milán, con traje y corbata, no convocados, cuerpo técnico, cuerpo sanitario. A todos, desde los jugadores hasta el último utillero, GRACIAS. Todos habéis aportado vuestro granito de arena para lograr que la Undécima fuera REAL.

A la afición, a la que nunca dejó de creer, de apoyar, de sentir. A la que sabe lo que es el Real Madrid. A vosotros, los que fuisteis al campo, al bar, a casa de alguien, a los que llorasteis con la lesión de Carvajal, a los que sufristeis viendo a Cristiano y Bale cojear, rotos, con riesgo de perderse la Euro y aún así jugaron. A los que los nervios os comían por dentro con Lucas Vázquez, a los que rezasteis con Keylor, a los que, como Casemiro, no podíais ni mirar el último penalti. A los que os tirasteis días sin poder dormir, a los que soñabais con esto. A todos, GRACIAS por empujar, por remar en una misma dirección, por creer que esto podía ser REAL.

A los detractores, a los que nos dabais por muertos, a los que nos queréis quitar copas pero pedís que vuestros trofeos de Hacendado sean equiparables a la Champions, a los que nos intentáis desacreditar, a los que habéis ganado vuestra primera Champions contra el Sampdoria, por 1-0 y en el descuento, tras eliminar a súper equipos como el Sparta Praha, el Kaiserslautern (contra el que pasasteis porque los goles fuera valen más, porque el resultado global fue de 3-3) y el Hansa. A los que os mofabais del Madrid y su idea de ganar la Champions, de Zidane y su juego, de sus jugadores. A los que celebrabais el sextete sin haber llegado, a los que os reíais de lo de Cheryshev (quien, por cierto, al estar cedido, sigue siendo jugador del Madrid y como ya ha ido a Champions, según el reglamento se le considera ganador de la Champions también JAJAJAJAJAJA), a los que pedíais que miráramos el twitter, a los que creíais que la Liga estaba peligrosamente preparada para el Madrid (y ya se ha demostrado que para nada era así, y que el Madrid ha luchado muchísimo). A los de las bolas calientes, a los del formato televisivo que parece ser que si no es a color no cuenta, a los que nos queríais como rival, a los que nuestros partidos os parecen una peli de humor. A todos vosotros, que ahora mismo, seis días después seguís echando bilis por la boca, también os doy las gracias. Porque nos habéis empujado a seguir apoyando, a quereros cerrar la boca, a seguir aquí al pie del cañón. GRACIAS, porque nos hacéis cada vez más fuertes.

Y claro está, no puedo olvidarme de él, nuestro CAP17ÁN sin brazalete. Este fue tu último partido como jugador merengue, aunque no como madridista. Gracias, Álvaro Arbeloa, por darnos voz, por partirte la cara una, tras otra, tras otra, tras otra... Gracias por llevar este escudo con orgullo, por darlo todo por y para este club. Gracias por ser como eres, tan cercano, tan claro, tan directo, y por tener los cojones tan bien puestos. No existe mejor despedida para ti que con la Champions. GRACIAS. No sabemos lo vacíos que vamos a estar sin ti. Por favor, vuelve pronto, con traje y corbata, pero vuelve. Te necesitamos. Tus gestos como lo de Juanan, o con Juegaterapia, o defendiendo siempre a capa y espada al que es tu club, y tu segunda casa, te definen. Y digan lo que digan los demás, para mí eres un grandioso ejemplo como jugador y como persona. GRACIAS, de verdad, de corazón. Se me va a hacer difícil no verte animando, ni diciéndole a Cristiano que él puede a pesar de estar roto, ni tirando tus puyas con el micro en la mano, ni animando a tus compañeros derrotados. Se me va a hacer difícil no ver el 17 con tu nombre. GRACIAS Arbeloa, por ser EL CAP17ÁN. No necesitas brazalete ni reconocimiento mediático para que sepamos quién es nuestro verdadero capitán, nuestra voz. GRACIAS ESPARTANO. Esta siempre será tu casa.

Arbeloa con la camiseta en honor a Juanan, madridista fallecido en el accidente ferroviario gallego hace unos años

La camiseta homenaje por detrás

Foto que publicó el propio Arbeloa en su cuenta personal de twitter junto a la ya mítica frase "Hala Madrid (hijos de puta)"

El Madrid ya tiene su Undécima Champions, o la Quinta según quién las cuente. Me da igual. Una rosa, le pongas el nombre que le pongas, siempre será una rosa. Y una Champions, le pongas el nombre que le pongas, siempre será una Champions, y el Madrid, el 28 de mayo de 2016 ganó su Undécima copa. Y ahora ya las tiene para todos los gustos.

Nos vemos en pretemporada enfundados de nuevo en nuestra elástica blanca.

¡HALA MADRID! (hijos de puta)



viernes, 27 de mayo de 2016

Road To M11ano

Carta abierta al Real Madrid:

Estimado Real Madrid,
Estamos a horas de volver a jugar una final de nuestra competición favorita. Los nervios cada vez se acrecientan más. El ambiente se ha vuelto más tenso, con risas nerviosas, con noches en vela, con mariposas en el estómago. Hace dos años estábamos en esta misma situación, en Lisboa. Mismo rival, misma final. Han cambiado algunos jugadores, el entrenador. Pero hay algo que no cambia: nuestra ilusión. Y es por eso que hoy te escribo esta carta abierta, a ti, a los jugadores, al entrenador, a la afición. Porque todos somos el Real Madrid.



Querido don Zinedine Zidane, me voy a permitir el lujo de tutearle aunque jamás nos hayamos conocido sólo por la sensación de cercanía que me transmite cada vez que habla. Hace 14 años estabas en una situación muy similar. Os tocó viajar hasta Glasgow para mediros ante el Leverkusen. Había sido un año en Liga complicado, no muy brillante para el Real Madrid. Fuisteis cargados de ilusión, de esfuerzo, de sacrificio, de trabajo preparado. Y eso se vio, se notó, y tuvo su recompensa. Marcaste esa fantástica volea grabada para siempre en la retina, en la mente y en el corazón de todos los madridistas que nos dio la Novena. Madre mía, ¡qué volea! La UEFA lo consideró el mejor gol de la historia de la competición, y no sólo la UEFA. No hace falta ser un erudito del fútbol para ver que eso fue una obra maestra, arte en estado puro salido de tus botas. ¡Qué golazo! No fue una volea. Fue LA volea. Así que sabes de sobra lo importante que es esto para nosotros. Has estado en la situación que están hoy tus jugadores. Sabes qué se siente. Sabes de los nervios, de las manías, de los momentos previos. Y estoy convencida que sabrás transmitírselo. Sabes lo que es estar ahí, y eso también pesa. Pero no sólo nos trajiste la Novena vestido de blanco. Doce años más tarde nos trajiste la Décima vestido con traje y corbata. Porque lo dije hace 2 años y lo mantengo. La Décima la trajiste tú, aunque el mérito se lo llevara todo Ancelotti. Ojo, que no le quito importancia al entrenador, pero tengo grabada esa imagen tuya gritando a los jugadores desde la banda, siendo el segundo entrenador, la mano derecha de Carlo, mientras a él se le veía más tranquilo. Puro nervio. No hacías más que decirles qué hacer, los guiabas. Y los guiaste hasta la Décima ante un rival que es el mismo de mañana. Costó mucho, pues no lo pusieron nada fácil. Pero se logró. Y ahora, dos años después, aquí estás. En una temporada que ha sido realmente difícil para el Madrid, pues su comienzo fue catastrófico, los jugadores y Benítez no terminaban de encajar, llegaste tú como regalo de Reyes y todo cambió. Los antimadridistas no daban un duro por ti. Algún iluminado incluso se quejó en su día porque entrenabas al Castilla "y no tenías carnet" (cuando resultó que estaba en proceso). Pues chico, para no tener carnet ni idea de entrenar, has llegado a la final de la Champions, has recortado 12 puntos en Liga y has peleado esa Liga que muchos daban por perdida en enero hasta el último partido. Y fíjate qué cosas, que mientras tú hacías eso, algún iluminado de Primera que sí tenía carnet e idea de fútbol ha bajado a Segunda. Pero sigamos pensando en la final de la Champions, por favor, que me pierdo. Zizou, confío en ti plenamente y sé que, pase lo que pase, mañana lo harás de puta madre. Y ganemos o perdamos esta final, tu llegada al Madrid ha supuesto no sólo una bendición, sino un cambio. Un gran cambio. Tu cercanía con los jugadores, tus mimos y exigencias a la plantilla, el haber sido jugador de este club. Todo eso influye, y para bien. Pase lo que pase mañana, espero y deseo tener Zidane para rato.


La volea de Zidane

Queridos jugadores, sólo queda un partido de esta temporada tan irregular. Comenzábamos mal, muy mal. Y las cosas cada vez iban a peor. Jugadores enfadados, afición desilusionada, eliminados de la Copa haciendo un ridículo espantoso. Pero no he venido aquí a echar en cara nada a nadie. Os vengo a pedir. Sí. Os vengo a pedir que mañana lo deis TODO. Lo importante no es cómo se empieza sino cómo se acaba. Necesitamos que mañana os dejéis la vida, el alma, por este escudo. Lo que hagáis mañana lo decide todo. Que pase lo que pase vamos a seguir siendo el que mejor palmarés tiene. Sí. Pero esto es el Real Madrid, y aquí sólo nos vale GANAR.

Keylor, Casilla y Yáñez: uno estará en la portería y los demás os tocará banquillo. Al que esté en portería, recuerda que estás arropado por todos, piensa que vales por tres. Eres imbatible. Si estás en el Real Madrid es porque lo mereces. No puedes permitir que el balón entre. En tus manos está la desesperación del rival, el aire que nos puede dar que no nos marquen. Y a los que estéis en el banquillo, sois tan importantes como el que está en portería. Concentrados, animando y arropando al equipo. Mandando todas vuestras energías para que el portero titular lo pare todo, despeje hasta las "x". Todo. Confiamos en vosotros.



Varane, Pepe, Ramos, Nacho, Marcelo, Carvajal, Arbeloa y Danilo: no todos podréis jugar. No pasa nada. Si estáis aquí es porque valéis. A veces les toca a unos y otras a otros. No pasa nada. Los que juguéis, echadle huevos. No quiero que pase ni un puto indio por donde estéis vosotros. Sois un muro infranqueable. Sois uno de los pilares fundamentales del equipo. Sois guerreros que se tienen que dejar la puta vida en el terreno de juego!! Y a los que no juguéis, os quiero en el banquillo concentrados, animando, dejándoos la voz, la vida y hasta el alma por este equipo. Hay que hacer que mañana esos 90 minutos sean un puto infierno para todos nuestros rivales, que no son pocos.



Kroos, James, Bale, Casemiro, Kovacic, Modric e Isco: sólo algunos jugaréis. Los demás os tocará mirar. Pero es que lo bonito de este equipo, y una de las cosas que le hace grande, es que aunque os toque banquillo, tenéis una función muy importante. Debéis animar, alentar, ser el empujón que vuestros compañeros necesitan. Estarán cansados, como vosotros. Ha sido una temporada dura física y anímicamente. Pero somos el Real Madrid. No os olvidéis de ello. Estáis aquí por algo. Sed esa fuerza que vuestros compañeros necesitan. Si jugamos en equipo, ganamos en equipo. Y los que juguéis, dadlo absolutamente TODO. No os guardéis ni un pedacito. Ni Eurocopa ni hostias. Eso ya vendrá. Ahora mismo es REAL MADRID. Y punto. No hay más. Os necesitamos al 200%. Acordaos de Xabi Alonso, hace dos años, desde la grada cómo empujaba al equipo. Esa actitud es la que queremos en todos vosotros.


Así vivió Xabi Alonso la final desde la grada (estaba sancionado)


Así celebró Xabi Alonso el gol que nos daba La Décima

Cristiano Ronaldo, Benzema, Lucas Vázquez y Jesé: algunos jugaréis y otros no. Sólo se pueden elegir a once, más tres cambios que irán en función de cómo vaya el partido. Los que juguéis, recordad: hay que marcar los primeros para hacer daño, no relajarse en absoluto para que no se engrandezcan y remonten, y rematar. Sobretodo rematar, todas las veces que se pueda. Sin piedad. Si podéis meter, por ejemplo, tres, id a meter seis!! Quiero 90 minutos en los que arraséis, avasalléis, os dejéis los huevos como jamás lo hayáis hecho. Pensad sólo en el Madrid, que el resto ya vendrá. No se va a quedar por el camino. Y los que no juguéis, os quiero como si estuvierais jugando, animando, apoyando, empujando, dándolo todo. Ya habrá tiempo de risas, de música, de bailes y de lo que os apetezca. Pero mañana os quiero concentrados, serios. Es el partido más importante de vuestra vida. Y nosotros confiamos en vosotros. No nos falléis.



Y querida afición, mañana hay que ser el jugador número 12. Mañana no hay casillistas, ni isquistas, ni pro o anti Florentino, ni movimiento ámbar, ni grada fans, ni nada de nada. Mañana sólo puede haber MADRIDISTAS. Sin fisuras. Todos remando en una misma dirección. Lo hemos hecho otras veces, así que no es imposible.

Por todos esos antis, que nos quieren ver caer, que nos quieren ver muertos, y llorando por las esquinas.

Por todos esos que nos han querido humillar de un modo u otro. Acordaos en Copa, el pitorreo del Villarreal y compañía por lo de Cherysev. Acordaos del puto Piqué, que no sabe ni ganar ni perder ni vivir un día sin acordarse del Madrid. Acordaos del meneo que nos dieron los indios en la primera vuelta en Liga. Acordaos que el Wolfsburgo nos metió dos goles en su casa. Acordaos del puto Kevin Roldán, de Cristóbal Soria que no sabe ni decir nuestro nombre, y de todos esos que se han intentado cachondear de nuestro club. Acordaos de Jémez, que tanto criticó a Zidane y ahora nos verá desde Segunda. Acordaos de los culés y sus viñetas, de sus mofas hacia Arbeloa, hacia el Madrid, e incluso hacia nuestros muertos. Acordaos de todo eso, y con toda esa ira que os está viniendo, transformadla en energías para empujar a los nuestros hacia la victoria. Hemos perdido muchas batallas, pero la guerra aún no ha terminado.



Por todos los que no están para empujar desde aquí, pero estoy convencida que empujarán desde donde estén. Juanan (Van_Palomaain), Di Stéfano, Juanito, Velázquez, De Felipe... Y todos aquellos que no sabemos sus nombres, pero que sentían los colores como nosotros.

Por los que estamos, por los que se fueron, por los que nos odian, por los que nos aman, por los que nos entienden, por los que nos llaman locos. Por todos, hagamos esto posible.

Mañana el partido está igualado. Si salimos con ganas, con determinación, con intensidad y con un mismo objetivo todos, jugando en equipo, sufriendo en equipo, animando en equipo, la Undécima es posible.

Mañana puede ser un gran día. Hagamos nuestro sueño realidad. Porque en esta vida lo difícil se hace y lo imposible se intenta. ¡¡CABALGUEMOS JUNTOS!!



HALA MADRID ¡Y NADA MÁS!


lunes, 9 de mayo de 2016

GRACIAS CAP17ÁN


Hacía mucho que no escribía aquí. Desde julio de 2015. Apenas tengo tiempo de sentarme. Pero hoy he hecho un gran esfuerzo y me he dejado caer por aquí.

Ayer nuestro CAP17ÁN se despedía de la que ha sido su casa durante tantos años. Álvaro Arbeloa decía adiós al club que tanto ama rodeado de los suyos. Porque aquí cada uno se despide con quien quiere. Unos lo hacen en sala de prensa ante sus amigos periodistas y otros lo hacen ante su público, diciendo cosas como que no puede jugar en España con otra camiseta que no sea esta, y que va a seguir siendo uno más. Sin lágrimas. Sin paripés. Sin parafernalias. Sin especulaciones. De frente. Porque así ha sido Arbeloa. Un tío que ha ido de frente, con la cabeza bien alta y sacando pecho. Defendiendo el escudo contra todo y contra todos.



Ayer nos decía adiós, o más bien hasta pronto, nuestro icono. Sabemos que no es el mejor jugador, ni el más imprescindible. Pero tiene algo que no se puede entrenar: cojones, garra y pasión. Eso, amigos, no hay gimnasio ni entrenador que te lo mejore. O lo tienes o no lo tienes. Y Arbeloa, de eso, va sobradísimo.

Gracias Arbeloa por luchar a cada segundo por este escudo.

Gracias Arbeloa por ser uno más de los nuestros.

Gracias Arbeloa por no dejarte amedrentar ni por rivales, ni por aficionados, ni por compañeros que ahora lloran no haber tenido la misma despedida (cada uno recibe lo que siembra), ni por entrenadores ni por periodistas ni por nadie.

Gracias Arbeloa por darlo todo, dentro y fuera.

Gracias Arbeloa por currar "como un hijoputa" como se suele decir.

Gracias Arbeloa por esos detalles que siempre has tenido, como la camiseta de Dick.





Gracias Arbeloa por anteponer el club al amiguismo, enchufismo, al bienquedismo, al falso compañerismo, y a todos eso "-ismos" que tanto perjudican al madridismo y que muchos aún no saben ver.






Gracias por haber aguantado contra viento y marea.

Gracias por estos años. Y ojalá, cuando cuelgues las botas, vuelvas a esta, tu casa, con nosotros, tu afición. Y voy a ser muy egoísta ahora, y creo que muchos pensarán como yo: cuelga las botas cuanto antes, por favor. El madridismo te necesita.

Gracias, CAP17ÁN sin brazalete.

Siempre seremos tus espartanos.

Hasta pronto, AU! AU! AU!


Y se marchó, 
y aun sin brazalete siempre fue mi capitán,
y en el campo peleó con peloooootas
y defendió, con honor a mi Real

lunes, 13 de julio de 2015

Ad1os

Ayer 12 de julio, y tras 25 años en el mejor club del mundo, Iker Casillas, el hasta entonces capitán y portero, ponía punto y final a su andadura por Chamartín, y punto y aparte en su carrera, pues ahora está rumbo a Oporto, donde le recibirán con ilusión y alegría.



Esto mismo no lo puedo decir yo. Lo siento, pero no. Ayer Iker no pudo contener las lágrimas, y lo entiendo. Lleva toda la vida en este club. Le ha visto crecer, madurar, soñar, creer, triunfar. Y nosotros con él. Y si esto hubiera sido hace unos años yo hubiera llorado casi tanto o igual que él por su marcha. Es cierto. Yo le idolatraba. Para mí era el mejor portero del mundo. Y lo fue. Eso jamás lo negaré. Ahí están sus reconocimientos, sus logros personales y en equipo. Ahí tienes sus paradones, sus mano a mano, sus despejes. Jamás negaré lo que fue. Pero tampoco puedo negar en lo que se ha convertido. Duele decirlo. Aun habiendo pasado ya unos años desde que se me cayó el mito, duele decirlo. Para mí Casillas ya no es ejemplo de madridismo. No cuando antepones tu persona al club. No cuando no perdonas ni un céntimo. No cuando ya no lo das todo, ni aceptas suplencias, ni aceptas críticas (y no me refiero a insultos ni pitos, ojo), ni cuando crees que debes jugar por decreto. Muchos diréis "si a ti te echaran, también exigirías lo que te corresponde". Cierto. La diferencia es que a él no se le ha echado, aunque creáis que sí.



Carlo Ancellotti fue destituido. A él SÍ se le echó. Y no se esperó a tener nuevas ofertas, ni a que nadie llamara preguntando por él. Simplemente se le echó. Se le dio lo suyo, gracias por todo y ya nos veremos. Pero no fue así con Casillas. No es que yo tenga el poder de la verdad más absoluta, ni muchísimo menos. Ni es que lo sepa todo, ni me lo hayan dicho... Pero esto es lo que opino. Y es sólo eso, OPINIÓN. Podréis estar o no de acuerdo, pero nada más.

Veamos, Casillas tenía dos opciones: irse o quedarse. Si elegía QUEDARSE, no estaba ya en forma, y eso no es culpa ni de Mou, ni de lo mourinhistas, ni de Florentino ni de nadie excepto de ÉL. Desde que se dañó la mano en el choque con Arbeloa, no ha vuelto a ser el mismo. Ojo, no es culpa de él el choque con el 17, ni muchísimo menos. Pero sí el no entrenar ni hacer las cosas como es debido. Y por supuesto, declaraciones del tipo "no necesito tanto entrenamiento porque tengo el talento innato", pues como que no ayudan. Se lesionó y debería haber dado el 200% en los entrenos y en la recuperación para volver a ser el mismo. Así de simple. ¿Por qué no lo hizo? ¡A saber! Pero ahí metió la pata. Así que todo se juntó y dejó de tener el nivelón que tenía. Sí, nos ha dado mucho, muchísimo. Es el único jugador del Madrid que lo ha ganado absolutamente TODO. Vale. Pero el pasado no para goles. Y llevaba ya, por lo menos dos años, en los que no era el mismo ni tenía el mismo nivel. Y porteros más jóvenes o que se esfuerzan más vienen pisando muy fuerte. ¿A qué nos lleva esto? A que Benítez, quien en principio no me convencía pero como a todos le doy la oportunidad y, de momento, lo está haciendo bien exigiendo al máximo, no le iba a tener de titularísimo porque sí, porque nos ha dado mucho, porque es intocable. Y eso Iker lo sabía, ojo. Que el de Móstoles no es tonto. Sabía que si se quedaba, más de un día le iba a tocar banquillo. Pero es que cuando no te retiras a tiempo, cuando exprimes todo lo que tienes en un club y llega un punto en el que ya no puedes subir más pero tampoco te mantienes y bajas, es lo que tiene. Y si te quedas, sabes que vas a estar sentado una parte del tiempo. Y si lo haces, macho, al menos no te duermas y anima un poquito. Que decís de Raúl, pero cuando el famoso Tamudazo donde se entera del empate en el Camp Nou y, por ende, la consecución de la Liga, Raúl está ahí en el banquillo, gritando todo el rato, pendiente de todo, animando y como si estuviera jugando. Esas diferencias marcan, y mucho. Y por cierto, con Iker Casillas y Diego López de porteros.



Por otro lado, si el cancerbero veterano decidía IRSE, lo hacía por propia voluntad. Y lo entiendo. Si se iba, al menos podría jugar, ser titular indiscutible como él quería y así tener opciones a Champions, Liga y, el año que viene, Eurocopa. No es tonto, os lo repito. Él quiere ser el rey de reyes, y hasta tal punto llegó esa ambición que antepuso su idea al club. Y lo siento, pero en el Madrid no funcionan así las cosas. Sus padres hablaron (y la cagaron con sus declaraciones llamando al Oporto club de 2ªB, vaporeto y diciendo que hubieran preferido que se hubiera ido antes al FCB) y le hicieron flaco favor, pues mucha gente se puede sentir "ofendida" o "dolida" con lo que dijeron. Casillas se debería haber ido antes. Vale que mucha gente se ha pasado, pero es que él tampoco ha sabido estar a la altura. No puedes permitir que tus padres digan ciertas cosas como las que dijeron el otro día. Ni puedes permitir que tu mujer saque mierda del equipo que te da de comer, por muy periodista que ella sea, ¡te está perjudicando! (A no ser que él le diera permiso para ello, lo cual es aún peor) Ni te puedes bajar los pantalones ante el rival. Las cosas del campo se deberían quedar en el campo. Y así como ellos dicen cosas del tipo "hosti, tú, los del Madrid no saben perder" o "Madrid, cabrón, saluda al campeón", "os vamos a ganar la copa de vuestro Rey" y esas cosas, TÚ como CAPITÁN, no deberías bajarte los pantalones llamando a nadie. Si es tu amigo, lo seguirá siendo fuera del terreno de juego. ¿Pero dentro? Dentro es la puta guerra!!!! ESO, "capitán", es SENTIR LOS PUTOS COLORES!!! No te digo que las líes en twitter como Arbeloa, pues no eres así, no tienes esos huevos para hacerlo, pero sí que al menos actúes como es debido.



(jajajajajajajajajajajajajajajajaja)



Casillas decidió irse. Y decidió hacerlo mediante una rueda de prensa, solo. O al menos eso se comenta. Y no sé si es verdad o no, pero ¿en serio creéis que Florentino le hubiera dicho que no a despedirle por todo lo alto? Si Florentino le dijera que no a algo a Casillas, se cavaría su propia tumba. Nunca va a contentar a todos. Ni él, ni los que vengan. Si Florentino le dejó hacerlo así, es porque quiso, como su marcha y como todo. ¿O pensáis que a Florentino no le viene bien tener a Casillas? ¡Por favor! Vende camisetas y es imagen de Adidas, por lo que el Madrid ganaría dinero. Se ha ido, y de este modo, porque él lo ha querido. Florentino no dice que no a hacer las cosas que contenten a la prensa. Si lo hiciera, muchos perigolfos estarían vetados en el Bernabéu.



Así que, en mi opinión y basándome en todo lo dicho, Iker decidió irse dando una simple rueda de prensa (creo que hoy le harán otra despedida, o eso se rumorea). Y hace años hubiera llorado. Pero ayer no. Pasó de ser héroe a villano porque él mismo no sólo lo permitió, sino que dio pie a ello. Él se lo guisa, él se lo come. Fue el mejor portero del mundo, pero eso acabó. Y la prensa, su amada prensa, le ha hecho muy flaco favor con todas esas campañas de desprestigio al club, a ciertos jugadores y a todos aquellos que han apoyado y apoyan el ideal de morir en el campo, de no poner la otra mejilla, de darlo todo y más. Y eso, no es cosa sólo de Mou. No me vengáis ahora con que me vaya a Londres, porque yo también os sé mandar a Oporto y, aún más lejos, A LA PUTA MIERDA!! Ni me vengáis con que soy una viuda de Mou, porque entonces vosotros ¿qué sois? ¿las viudas del yerno de España? No. No me vengáis con eso. Lo que Mou pedía, y que viendo los entrenos también puede pedir Benítez, es lo mismo que pedía DON SANTIAGO BERNABÉU: GANAR. Nada de poner el culo. Nada de ser hermanitas de la caridad. Aquí hemos venido a GANAR. Y punto. No hay más. Y si no estás al nivel, o entrenas y te ganas el puesto, o te quedas en el banquillo, pero deja de dar por culo.

Gracias Casillas por todos los triunfos que nos diste, pero con tu cambio de actitud, de soberbia, de creerte por encima de todos y de todo, ad1os.



jueves, 15 de enero de 2015

11+1

Esta noche se juega la vuelta de octavos de Copa del Rey frente a uno de los mayores rivales que tenemos actualmente: el Atlético de Madrid.

Sabemos que el resultado de la ida no es el más favorable para nosotros. Un 2-0 en contra pesa, y mucho. Pero eso no quiere decir que sea imposible.

Estoy segura que hoy ambos equipos saldrán con el once de gala. Pero también estoy segura que el Madrid no saldrá con once. ¡Hoy saldremos con DOCE!

Porque la afición también cuenta. La afición también pesa. La afición también juega. La afición también sufre, llora, ríe y se deja los huevos.

La afición.

Tenemos fama de ser callados, de tener un cementerio por estadio, de ir a los partidos a comer pipas y escuchar la Cope, al Manolo Lama de turno, mientras nos fumamos un puro y pitamos a los nuestros. Pero eso hoy no va a pasar. Hoy vamos a demostrar que la afición del Madrid también siente, también padece, también grita, anima, canta y le da al equipo ese empujón que necesita.

Hoy todos seremos uno. Hoy todos seremos ese jugador doce que tantas veces muchos de nosotros reclamamos. Hoy todos crearemos ese miedo escénico que, hará 20 años, tan afamado era en Chamartín.

Porque hoy nosotros le vamos a echar HUEVOS. Y de los gordos.
Porque hoy nosotros nos vamos a hacer oír. No nos podrán callar.
Porque hoy nosotros tomaremos las calles. De un modo u otro todos estaremos ahí.

A todos, vayáis o no al estadio o sus inmediaciones, veáis por la tele o escuchéis por la radio el partido, u os toque seguirlo de destrangis por internet, TODOS, sentidlo. Animad, mandad toda vuestra energía a estos once guerreros que hoy se dejarán la piel durante esos 90 minutos, 90 minutos por cierto MOLTO LONGO.

ECHADLE HUEVOS!! SOMOS EL REAL MADRID, JODER!! Dejaos de formalismos, de amiguimismos, de buenas maneras. Hoy no hay educación. Hoy no existen los protocolos. Hoy debemos sacar nuestra naturaleza más salvaje. ¿O es que acaso creéis que ellos vendrán como hermanitas de la caridad? Se encerrarán. Pondrán un autobús, o dos. Dejaos de toques, de "jogo bonito" y de malabares. Ocasión que tengáis, ocasión que debéis aprovechar. Cada vez que os acerquéis al área, tirad!!! Los goles sólo se marcan cuando se tira a puerta. Me la pelan los pactos extradeportivos que pueda tener nuestro club con el suyo. Hoy, más que nunca, tenemos que sacar nuestro lado guerrero, emplear nuestras mejores armas, que las tenemos, no nos faltan en ningún lado. Hoy mostraremos nuestra mejor versión, tanto los once que estarán en el terreno de juego, como el entrenador, como los que estén en el banquillo, se tengan que quedar en la grada por lesión y la afición. Hoy el Real Madrid va a instaurar el miedo en la capital.

Salid y dejaos el alma y la vida en este partido. Salid a ganar. Y si no ganáis el partido, no dejéis que os pierdan el respeto, ni el temor. Porque nuestro escudo, nuestro palmarés, nuestra historia pesan más que los huevos o las ganas que les puedan poner ellos. Y si a eso, le añadimos los cojones que le vamos a echar, podemos creer en la remontada!!

Salid, luchad y morid en el campo!! CABALGUEMOS JUNTOS!!!


HALA MADRID, HIJOS DE PUTA!!!!



jueves, 2 de octubre de 2014

NOVENTA Y DOS CUARENTA Y OCHO

92:48 como concepto, como dice mi amigo madridista Tacchini.
Pero es algo más.
92:48 como motivación.
92:48 como motor.
92:48 que nos impulse.
92:48 que nos guíe.
92:48 que nos lleve, de nuevo, a la gloria.
Y habrá quien diga que vivimos en el pasado. Y habrá quien se burle de esto. Pero no sabes lo que es un 92:48 hasta que no lo vives. No sabes qué se siente, qué se piensa, qué se te pasa por la mente, por el cuerpo, por el corazón. No lo sabes, si no lo vives.
92:48
Cuatro simples dígitos. Dos cifras. Dos números en un cronómetro que lo cambiaron TODO.
Creo que es lógico y normal que nos "aferremos" a ese momento. Pero no para recochinearnos, ni para vivir del pasado, ni para vanagloriarnos por triunfos pasados. No. Nos aferramos a ese momento para impulsarnos, para motivarnos, para seguir creyendo.
Y es por eso que me jode, y mucho, que mientras nosotros, sin ánimo de lucro alguno, sólo por ese sentimiento blanco que tenemos, recordamos ese momento y animamos, gritamos, sufrimos y luchamos por ganar, el equipo (y no sabéis lo que me duele decir esto) se pasea por Europa, y no en el mejor sentido. Me resulta increíble que un equipo de Leyenda, el único con diez trofeos de este calibre, no sea capaz de ganar SIN SUFRIR a un equipo desconocido. Que no es menospreciar al rival, ni mucho menos, pero seamos realistas. ¿Quién conocía al rival de ayer del Madrid? En serio, ¿cuántos? ¡Pero si jugaron en un estadio con pistas de atletismo similar al que hay donde yo vivo! (Y yo no vivo en una ciudad enorme) De verdad, sed sinceros, el año que viene ¿quién se acordará de ese equipo? Lo siento, pero no es un equipo con cierto peso en la historia de la Champions. Y veo cómo el club de mis amores no logra dar pie con bola, y luego, ante otros rivales, les mete ocho. ¿De qué me sirve meter 8 a un rival en Liga si luego al Atleti no somos capaces de ganarles EN NUESTRA CASA? ¿De qué me sirve que mi equipo golee a otro si en los momentos cruciales se atasca? No pretendo que golee siempre. No lo necesito. Sólo les pido GANAR. Y si no ganan, que al menos le echen HUEVOS. Coraje, señores. No me manchen el escudo de vergüenza. No menosprecien nuestra historia jugando como si no supieran, pensando sólo en sus propios intereses. Denlo TODO por este club, así como nosotros lo damos todo por ustedes.
Recuerden, 92:48.
Recuerden ese momento, ese minuto, ese cabezazo de Ramos, lo que supuso ese gol, nuestros gritos, nuestras lágrimas.
92:48
Recuérdenlo, motívensen y ACTÚEN.
92:48
Y sólo así podremos alcanzar todas nuestras metas.


martes, 8 de julio de 2014

Hasta siempre, Maestro

"Ya corre la saeta" Y corrió. Y se nos fue un mito, una leyenda, una gran parte de nuestra historia. Don Alfredo Di Stéfano fallecía en el hospital dos días después de sufrir un paro cardíaco en las inmediaciones de lo que era su casa, su amado Estadio Santiago Bernabéu. Acababa de cumplir 88 años.

Don Alfredo nos dios cinco Copas de Europa seguidas, y otras cinco que vio, que vivió, que celebró. Socio de Honor desde el año 2000, Di Stéfano lo dio todo por este club. Nacido en Argentina pero madrileño de adopción no pudo abandonar esta 'familia' desde que llegó aquí. Se enamoró del Madrid. Y nos convirtió en Leyenda. Jugador completo, polivalente, único. Innovador de su época. Un gigante del fútbol.

Yo no pude verle jugar, pero siempre le he tenido como un referente. Siempre he sabido que fue un jugador excepcional. Entrenador de varios equipos más tarde, sólo ganó una Liga con el Valencia, pero, aunque con el Madrid no ganó títulos, hizo algo muy importante: Descubrió a la Quinta del Buitre. Descubrió los cimientos de algo que nos daría muchísimas alegrías.

No os voy a contar toda su vida, puesto que ya la sabéis. Ni voy a hablar de las polémicas que le rodearon. De eso, que se encarguen otros. Hoy quiero despedirme de una Leyenda.

Gracias, Don Alfredo.
Gracias por dar siempre la cara.
Gracias por recibir a los jugadores siempre con esas ganas, con esa ilusión.
Gracias por llevarnos a lo más alto.
Gracias por los triunfos, por su cercanía con los jugadores, por enseñar tanto.
Gracias, y simplemente GRACIAS por dedicar toda su vida a nuestro amado club.

Hasta siempre, Saeta.
Hasta siempre, Don Alfredo.
Hasta siempre, viejito.
Hasta siempre, y gracias. Gracias por todo.

Ahora podrá echar grandes pachangas con otros que ya partieron y que esperaban su llegada para que les contara de primera mano aquel 92:48

Buen viaje, Maestro. Nos disfrutaremos en otra vida. Descanse en paz, Genio.


"Ningún jugador es tan bueno como todos juntos"
"Nunca olvides, gallego, que para llevar este escudo primero hay que sudar la camiseta"
"Marcar goles es como hace el amor. Todos saben cómo se hace pero ninguno lo hace como yo"
"En el Madrid, la palabra 'fracaso' no existe"
"Las finales no se juegan... ¡Se ganan!"